La constructora Ferrovial se convertía el miércoles en el mejor valor del Ibex-35 con una subida del 6 por ciento tras dar un nuevo paso en su camino para cerrar su fusión con su participada Cintra con la reestructuración de 3.300 millones de euros de deuda corporativa anunciada la víspera. Este acuerdo le permite levantar la pignoración de sus acciones de la concesionaria una vez se ejecute la integración.