En los primeros nueve meses del año Ferrovial obtuvo un beneficio de 315 millones frente a las pérdidas de 191,3 millones de hace un año
Ferrovial anunció un resultado bruto de explotación de 1.972,9 millones de euros, frente a los 1.903,9 millones de euros previstos por los analistas.

Registró una caída del 0,5% en su Ebitda, un porcentage ligeramente por encima de las previsiones de los expertos.

La compañía que preside Rafael del Pino atribuye el resultado a las plusvalías obtenidas por las ventas de activos cerradas durante el periodo, las de las autopistas chilenas (356 millones), los activos inmobiliarios de BAA (17,7 millones) y su participación en el metro de Londres (2 millones de euros).

Los resultados de Ferrovial no incluyen aún el efecto de la venta de un 10% de su autopista de Toronto Canadá, uno de los principales activos del grupo junto con el aeropuerto londinense de Heathrow, dado que la operación se cerró en octubre.


Josep Prats, responsable de gestión de patrimonios de Ahorro Corporación, cree que “el peor momento de Ferrovial ya ha pasado, lo que en general está pasando con todas las constructoras y, de medio plazo su perspectiva es alcista y hay que fijarse en estos valores”.