Ferrovial se ha adjudicado un contrato para la remodelación y explotación comercial de la terminal principal del aeropuerto de Denver por 650 millones de dólares, unos 550,6 millones de euros.

Según ha comunicado Ferrovial en una nota de prensa, la compañía ha logrado el contrato a través de su filial Ferrovial Aeropuertos, que lidera el consorcio Great Hall Partners para la remodelación y explotación comercial de la terminal Jeppesen del Aeropuerto Internacional de Denver.

La concesión tiene una duración de 34 años y supone una inversión de 650 millones de dólares, unos 550,6 millones de euros.

Great Hall Partners está formado también por las compañías norteamericanas Saunders Construction y JLC, un fondo de inversión creado por Loop Capital y Magic Johnson Enterprises.

Ferrovial Agroman participa en los trabajos de construcción incluidos en el proyecto.

Las mejoras incluyen nuevas áreas comerciales y de restauración, reubicación y ampliación de las zonas de seguridad, mejora de los accesos al edificio y de los flujos de tránsito de los pasajeros, una nueva área de facturación y la optimización del espacio y la eficiencia de la terminal.

Durante los próximos meses, Great Hall Partners avanzará en el cierre financiero del proyecto que se espera se alcance en el último trimestre de este año.

El Aeropuerto Internacional de Denver es el mayor aeropuerto comercial de Norteamérica por superficie y el sexto con mayor tráfico.

En sus instalaciones operan 26 líneas aéreas, que atienden a 58 millones de pasajeros al año y cubren más de 180 destinos diferentes en América, Asia y Europa.

Great Hall es el primer proyecto realizado por Ferrovial Aeropuertos en EE.UU.

La compañía inició su actividad en el sector eroportuario en el año 1998 y, desde entonces, ha invertido en 33 aeropuertos. En la actualidad es el principal accionista de Heathrow y posee el 50% de los aeropuertos británicos de Aberdeen, Glasgow y Southampton. Durante el pasado año más de 90 millones de pasajeros viajaron a través de sus aeropuertos.