El consejero del Banco de España Guillem López Casasnovas ha explicado que entendería que se exigiera el cumplimiento del objetivo de déficit a las autonomías si se estuviera en un esquema realmente de federalismo fiscal

Mediante un esquema de federalismo fiscal las administraciones territoriales serían completamente responsables fiscalmente de sus recursos, pero Guillem López Casasnovas ha matizado que no es el caso de España.

En declaraciones a Europa Press tras participar en el XI Coloquio Servicio Público-Gestión Privada que se celebra en el Iese en Barcelona, ha sostenido que "cuando el esquema no es de plena responsabilidad fiscal, sino que continúa siendo un sistema básicamente de transferencias donde el Estado tiene los recursos y los transfiere a las comunidades autónomas, es muy difícil que sea creíble esta transferencia, porque el incentivo del Estado es limitar la transferencia para preservar su regla de oro en gestión del gasto público --que crezca al ritmo que crece el PIB-- y centrifugar el problema a un tercero".

Preguntado sobre la capacidad de la Generalitat de cumplir con el déficit si el Gobierno le paga los 1.450 millones de euros del Fondo de Competitividad, ha considerado que este anticipo es un "tema puntual de tesorería y no se trata de la cuestión relevante".