FCC ha firmado un contrato por importe de 540 millones de euros, a través de su filial británica Waste Recycling Group. Con este contrato la compañía española gestionará los residuos urbanos del municipio galés de Wrexham durante un período de 25 años.
El acuerdo de PFI (Proyecto de Iniciativa de Financiación Privada), permitirá a este municipio cumplir con la normativa británica de compostaje y reciclaje de residuos y anualmente se tratarán 87.000 toneladas. Para llevar a cabo este proyecto, Waste Recycling Group deberá invertir 34 millones de euros en la construcción de una planta de reciclaje; dos puntos limpios; una planta de transferencia y una planta de compostaje en túneles. Este es el segundo gran contrato que firma WRG tras ser adquirida en julio del año pasado por FCC. En octubre llegó a un acuerdo para la gestión de los residuos urbanos de Reading, Brackell Forest y Wokingham durante un plazo de 25 años. Este contrato reportará a la empresa 893,1 millones de euros.