Faes Farma obtuvo un beneficio neto consolidado de 9,31 millones en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 10,5% respecto a los 10,41 millones correspondientes al mismo periodo del ejercicio anterior.

Los ingresos brutos de explotación cayeron un 14%, hasta los 97,27 millones de euros, mientras que el resultado de explotación cayó un 9,4%, hasta los 10,4 millones de euros. El beneficio descendió un 24% en el primer trimestre.

La compañía farmacéutica ha destacado la mejora en sus resultados, con una caída "moderada" del beneficio, que es "todo un logro" en un sector que ha visto "golpeado" sus márgenes con constantes recortes en precios, comercializaciones de genéricos y aplicación de descuentos sobre ventas. "Si en marzo la situación estaba muy influenciada por los recortes que la Administración aprobó para controlar el déficit, nuestra acertada estrategia de diversificación nos ha permitido mejorar la comparativa del acumulado semestral, reduciendo a la mitad el descenso en el beneficio neto consolidado.