La operadora de telecomunicaciones Ezentis se ha adjudicado un nuevo contrato por parte del Grupo Saesa para la explotación, mantenimiento y obras en redes de distribución, además de los servicios de líneas energizadas. El contrato tiene una duración de cinco años y el importe estimado es de 23 millones de euros.

Grupo Ezentis se ha hecho con este contrato a través de su filial chilena, y explica en un hecho relevante ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que se posicionará como un proveedor importante de la eléctrica Saesa.

Las acciones de Ezentis suben este lunes un 1,51% en la bolsa española, mientras que en lo que va de año se revaloriza un 9,46%. Los títulos del grupo tocaron el pasado 11 de octubre mínimos desde mayo y este lunes rebotan con fuerza.

 

Ezentis consigue un contrato en Chile por 23 millones.

 

El pasado 18 de septiembre, Ezentis también informó de que su filial en Chile se adjudicó un contrato por parte de la empresa de telecomunicaciones Entel por un importe de 22,7 millones con una duración de tres años. Ezentis deberá desarrollar la instalación de servicios a clientes en el ámbito de tecnología de acceso en cobre, fibra óptica, GPON, inalámbricos y satelitales, así como el servicio hogar inalámbrico consistente en TV por satélite y telefonía, entre otros.

En el primer semestre del año, el grupo que lidera Guillermo Fernández-Vidal salió de las pérdidas de 2,4 millones de euros del primer semestre de 2017, con un beneficio en los seis primeros meses de este año de 665.000 euros. La multinacional española destacó su "robusto" crecimiento en los primeros seis meses del año, que se refleja en un incremento del 5,6% en los ingresos, que ascendieron a 202 millones de euros (233,9 millones de euros, un 22,3% más, a tipos de cambio constantes).

El resultado bruto de explotación (ebitda) se redujo un 10,9%, hasta 13,3 millones de euros. Sin tener en cuenta, el efecto divisa el crecimiento del ebitda es del 11,1%, lo que constata, según la compañía, la buena marcha de los negocios aislando el efecto cambiario.