Los ministros de Finanzas de la Eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI) lograron llegar a un acuerdo para desbloquear el siguiente tramo de ayuda a Grecia.
 
Grecia recibirá 43.700 millones de euros del segundo rescate para hacer frente a los vencimientos de su deuda y el pago de salarios públicos y pensiones.

Además, los socios de la eurozona y el FMI han acordado poner en marcha una serie de medidas para reducir la deuda del país en un 20% de su PIB -alrededor de 40.000 millones- de aquí a 2020. Para este año se pretende reducir el endeudamiento del país heleno hasta el 124% del PIB.

El Eurogrupo ha logrado evitar una quita de la deuda griega en manos públicas (127.000 millones de las cuales pertenecen a gobiernos de la zona euro), tal y como pedían el Fondo Monetario Internacional:
- Reducir en 100 puntos básicos (desde los 150 actuales hasta 50) los intereses que cobran los países del euro a Grecia por los préstamos bilaterales del primer rescate.
- Reducir en 10 puntos básicos unos intereses específicos que se cobra a Grecia por el segundo programa de rescate en concepto de ‘garantías’
- Extender los vencimientos de los préstamos bilaterales a Grecia (primer rescate) en 15 años y retrasar el pago de intereses del segundo rescate durante 10 años.
- Que el BCE traspase a una cuenta del Tesoro griego una cantidad equivalente a los beneficios que obtendría con la cartera de deuda helena que posee.