El euro ha superado el umbral de los 1,39 dólares por primera vez en su historia, mientras que el mercado espera que el diferencial entre ambas monedas siga aumentando en los próximos meses. De esta forma, mientras el Banco Central Europeo no descarta seguir subiendo los tipos de interés, su presidente, Jean-Claude Trichet ya ha dicho que la política monetaria sigue siendo acomodaticia', y el mercado descuenta un recorte de los tipos por parte de la Reserva Federal en la reunión de la próxima semana. Esta divergencia entre ambos bancos empujó al euro hasta un máximo histórico de 1,3901 dólares. Sin embargo, los analistas creen que no será fácil que el euro siga rompiendo barreras. 'Cualquier avance hacia los 1,40 dólares será una pequeña batalla, así que parece poco probable que logremos alcanzar ese nivel pronto', afirma Matthew Foster-Smith, analista de Thomson IFR Markets.