La tasa de paro en España alcanzará el 8,7% en 2008, medio punto por encima de las previsiones del Gobierno, y repuntará hasta el 9% el próximo año, según datos avanzados por el Instituto de la Economía Mundial de Kiel y recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).
España será así el segundo país de la UE-27, después de Eslovaquia, con mayores niveles de paro durante los próximos dos años. Asimismo, las tasas de paro españolas se situarán más de dos puntos por encima de los niveles medios de los vecinos europeos en 2008 y 2009, que serán del 6,6% y 6,4%, respectivamente. Pese a que la media europea apunta una tendencia a la baja, otros ocho países, además de España, sufrirán ascensos en sus niveles de paro. Las mayores tasas de paro en 2008 y 2009 corresponderán a Eslovaquia, con cifras del 9,5% y 9%, respectivamente. En tercer lugar, y por detrás ya de España, se situarán Portugal (8,1% y 7,8%), Grecia (8% y 7,8%), Francia (7,8% y 7,6%), Polonia (7,5% y 6,8%), Hungría (7,4% y 7%), Bélgica (7,2% y 7%) y Alemania (7,1% y 6,9%). Por debajo del promedio de la UE-27 se posicionarán Rumanía (6,6% y 6,3%), Finlandia (6,3% y 6%), Italia (6,2% y 6%), Letonia (6% y 6%), Reino Unido (5,7% y 5,6%), Malta (5,6% y 5,3%), Suecia (5,5% y 5,3%) y Bulgaria (5,5% y 5,5%). Completan la lista, Estonia (5,3% y 5,5%), Irlanda (4,8% y 5%), Luxemburgo (4,8% y 4,6%), República Checa (4,5% y 4,2%), Lituania (4,5% y 4,8%), Austria (4,1% y 4%), Eslovenia (4,1% y 4,8%), Chipre (3,6% y 3,4%), Dinamarca (3,5% y 3,5%) y Holanda (2,9% y 2,8%).