España pretende tener 70.000 coches eléctricos circulando por sus calles en 2012, dijo el martes el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para lo que el país invertirá EUR590 millones en ayudas directas y otros incentivos fiscales. En la presentación de la estrategia del Gobierno para impulsar el coche eléctrico, Zapatero dijo que los vehículos con baterías o enchufables a la red eléctrica serán clave en el futuro para reducir las emisiones contaminantes y la dependencia energética del exterior.