La nueva ministra de Economía de España, Elena Salgado, dice que ha habido señales de "un punto de inflexión" en la economía, aunque España no descarta tener déficit presupuestarios de forma indefinida, publica el martes Financial Times. "Vamos a retirar este estímulo fiscal tan pronto como nuestro crecimiento esté en niveles normales (...), quizá 1,5% o 2%", señaló. "Por supuesto, estamos muy comprometidos con la austeridad y la sostenibilidad de nuestras finanzas". Salgado también indicó que el Estado prácticamente sólo compraría deuda pública con el superávit de EUR58.000 millones de sus sistema de seguridad social, y añadió que la ciudadanía no vería con buenos ojos que se utilizara ese dinero para comprar deuda de Alemania, Francia y Holanda.