España acordó el lunes aportar al Fondo Monetario Internacional 4.000 millones de euros, dentro de los esfuerzos internacionales por triplicar los recursos del fondo.  La contribución del Reino Unido forma parte del plan de la Unión Europea de otorgar 125.000 millones de euros como consecuencia de la promesa del G20 para engrosar las arcas del fondo en 500.000 millones de euros para ayudar a capear la crisis económica mundial. La UE anunció el mes pasado sus planes para aumentar su contribución desde 75.000 millones de euros.  Varios países emergentes como China, India y Brasil tienen previsto recaudar dinero para el FMI mediante la compra de bonos del fondo.