España, Finlandia y Holanda serán los únicos países de entre las once principales economías de la zona euro que tendrán un ratio de endeudamiento sobre su Producto Interior Bruto (PIB) inferior al 80% en 2015, según las conclusiones de un informe elaborado por la entidad Deutsche Bank. Concretamente, el informe prevé para España un endeudamiento del 50,8% en 2009, del 58,6% en 2010 y una subida progresiva hasta el año 2014, en el que alcanzará el 73,1% para relajarse levemente en 2015 en el 71,8%.