Nuestro país ha descendido hasta el puesto 49 de un total de 183 países que componen la lista.

Según el informe Doing Business hecho público por el Banco Mundial, Singapur es el país que ofrece más facilidades para iniciar un negocio, seguido Hong Kong y Nueva Zelanda. Dentro de Europa, Reino Unido ocupa el cuarto puesto, Dinamarca el sexto e Irlanda el noveno. Suecia y Estonia se encuentran en el grupo de los veinte primeros, mientras que en los treinta primeros puestos aparecen también Alemania, Lituania, Letonia, Bélgica, Francia y los Países Bajos.

Italia y Grecia se encuentran por detrás de España y descienden hasta los puestos 80 y 109, respectivamente. El análisis del Banco Mundial valora para elaborar este ranking la apertura y el cierre de una empresa, los trámites en los registros de la propiedad, la facilidad en la obtención de créditos, la protección de los inversores o el cumplimiento contractual, entre otros aspectos.