El fabricante sueco de equipos de telecomunicaciones Ericsson ha reducido su beneficio neto un 2%, hasta 16.200 millones de coronas suecas (1.761 millones de euros), en los nueve primeros meses de 2007. La ganancia bruta y el resultado neto de explotación (EBIT) descendieron un 3%, hasta 23.100 y 23.000 millones (2.511 y 2.500 millones de euros), respectivamente. La facturación aumentó un 6% en comparación con el mismo período del año anterior y alcanzó los 133.300 millones (14.492 millones de euros), según el balance difundido por la empresa desde Estocolmo.