La compañía alemana de suministro energético E.ON invertirá 60.000 millones de euros (80.580 millones de dólares) hasta 2010 para impulsar su expansión en Europa y otros mercados cercanos en fase de crecimiento. E.ON informó hoy de que su cúpula directiva y el consejo de vigilancia aprobaron este programa de inversiones, que pretende aumentar la capacidad de producción energética del consorcio en torno al 50% hasta 2010.
E.ON pronosticó que su beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit) crecerá anualmente un 10% en los próximos tres años, hasta alcanzar los 12.400 millones de euros (16.653 millones de dólares), gracias a "las inversiones de crecimiento previstas y a las actuales iniciativas de mejora". Al mismo tiempo, la presidencia y el órgano de supervisión de E.ON decidieron llevar a cabo un programa de recompra de acciones propias por valor de 7.000 millones de euros (9.401 millones de dólares), que se ejecutará hasta finales de 2008. La compañía energética, que retiró en abril su opa por la eléctrica española Endesa a cambio de algunos de sus activos, dijo que quiere ampliar los dividendos anuales entre el 10 y el 20% hasta 2010. E.ON presentará mañana en detalle, en una rueda de prensa, los pilares de su nueva estrategia empresarial. En la bolsa de Fráncfort, los títulos de E.ON cerraron hoy con una alza del 1,6%, hasta 117,35 euros, las mayores subidas del parqué.