La empresa eléctrica italiana, accionista de Endesa ha cosechado un beneficio neto en los primeros tres meses del año de 1.201 millones de euros.


La compañía presidida por Luigi Ferraris ha aumentado sus ingresos un 7,8% respecto al mismo periodo del año anterior, cerca de los 20.000 millones de euros.

El Ebit (beneficio operativo) ha bajado un 3% hasta los 3.036 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación se situó en los 4.399 millones de euros, un 1,8 menos que en 2010.

El endeudamiento neto ha aumentado hasta los 45.563 millones de euros, un 1,4 más que en 2010. Enel ha acabado la sesión en Milán con pérdidas del 1,35% y se sitúa en los 4,6760 euros.