Endesa espera cerrar en noviembre la adquisición de 1.068 megavatios (MW) de la compañía irlandesa Electricity Supply Board (ESB), equivalentes a cerca del 20% de la capacidad instalada total de la eléctrica. En una conferencia con analistas, los directivos de Endesa explicaron que la compañía ha sido "seleccionada en exclusividad" para negociar la adquisición de estos activos de generación térmica convencional y de dos emplazamientos para el desarrollo de ciclos combinados, que equivalen en conjunto a un 16% del sistema eléctrico irlandés.
La operación, si se completa, permitirá a la compañía presidida por José Manuel Entrecanales entrar en un área marcada como "prioritaria" en el plan estratégico. El irlandés es un "mercado estratégico" para el "desarrollo corporativo" de Endesa, por lo que los activos de ESB suponen una "buena oportunidad", explicaron los directivos. Los activos irlandeses están sujetos a un pago por capacidad que garantiza la recuperación de la inversión. Además, la demanda en el país experimenta un "sólido crecimiento" y el mercado se encuentra en fase de liberalización, indicaron. Por el momento, Endesa se encuentra en una fase de negociación en la que está pendiente de presentar ante los sindicatos un plan laboral. En total, ESB cuenta con una potencia instalada de 4.651 MW. El grupo irlandés da servicio a dos millones de usuarios, la mayor parte de ellos domésticos.