El primer ministro de Irlanda, Enda Jenny ha descartado cualquier similitud entre la situación de la economía irlandesa y la helena.

Enda Jenny ha reconocido que no le parece "sorprendente" que el Gobierno griego convoque un referéndum sobre el segundo rescate de la Unión Europea (UE), pero ha descartado cualquier similitud entre la situación de la economía irlandesa y la helena, ya que el Ejecutivo irlandés no se plantea una medida de estas características y su objetivo es hacer frente a los compromisos acordados para convertirse en el primer país de la eurozona en restaurar la confianza de los mercados y salir de un programa de rescate.

Kenny remarca que Irlanda no puede seguir el camino de Grecia y aplicar una quita a su deuda, ya que esta medida sería "desastrosa" para una recuperación que está "en estado embrionario". "Tenemos un largo camino que recorrer, hemos hecho un buen comienzo y estamos ahora en la senda correcta", subraya.

Kenny en un artículo publicado en la prensa irlandesa, reconoce que el país heleno se enfrenta a otros diez años de austeridad y de vigilancia de la 'troika'.