El tráfico en los aeropuertos británicos operados por BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, aumentó el pasado enero el 3,8 % frente al mismo mes de 2010, informó hoy la empresa en un comunicado remitido a la Bolsa de Londres.