El tráfico de Air France-KLM sufrió un bajón del 15,9% en abril respecto al mismo mes de 2009 debido al parón de la actividad por la erupción del volcán islandés, que provocó un "hundimiento" de la actividad durante una semana, anunció hoy la compañía aérea franco-holandesa.

En número de pasajeros, el descalabro fue todavía mayor (bajó el 20,3%), lo que se explica porque los vuelos europeos se vieron más afectados por las perturbaciones derivadas de la ceniza volcánica que los intercontinentales, más largos, precisó Air France-KLM en un comunicado.