Los números rojos tiñen las plazas europeas. La toma de beneficios se impone como protagonista en los primeros movimientos del selectivo español. El Ibex 35 cede un 0,71% y se sitúa en los 11.665 puntos con Acciona al frente de los descensos. En el mercado de divisas, el euro se cambia por 1,4781 dólares. En el mercado de materias primas, el barril de brent se sitúa en 71,20 dólares.

Europa abre sus puertas y lo hace con dudas. Más claro parecen tenerlo los inversores españoles que pisan el acelerador pero de las ventas y que le han dirigido hasta el nivel de los 11.600 puntos. Un descanso que llega después de que tras la Fiesta Nacional –tanto en nuestro país como en Estados Unidos- la renta variable americana intentara atacar nuevos máximos aunque sin suerte –aún así el S&P sumó un 0,44% -. Un buen tono que se vivió en las plazas asiáticas –el Nikkei avanzó un 0,6% al cierre- en una jornada en la que los inversores centrarán las miradas a la reunión del Banco de Japón desde donde se decidirá si se mantendrán los tipos de interés –actualmente en el 0,1%- y si se pondrá fin a las medidas extraordinarias para proveer liquidez a los mercados. En la vieja Europa, en una jornada en la que el mercado tendrá que poner atención al índice Zew tanto de Alemania como de la zona euro, el Dax alemán cede un 0,35%, el Cac 40 baja un 0,29%, el FTSE100 desciende un 0,11% mientras el Eurostoxx50 lo hace un 0,35%.

Dentro del selectivo español, el color rojo empaña la renta variable y penaliza con más de un punto y medio porcentual los títulos de Abertis. Una penalización que viven los títulos de Mapfre al caer un 0,80% seguidos de cerca por los de FCC que se deja un 0,42%. Parte del resto del sector constructor tampoco escapa al sentimiento de desconfianza que impera en el mercado, así, Sacyr Vallehermoso pierde un 0,74%, ACS cae un 0,65% mientras OHL se coloca como la excepción del sector al repuntar un 0,94% al igual que Ferrovial que suma un 1,41%.

Un día después de que el Banco de España haya invitado a los bancos a que estudien la compra de activos y carteras de cajas de ahorros que estén inmersas en procesos de integración, las dudas se imponen entre las entidades cotizadas. Bankinter cae un 0,73%, Banesto cede un 0,58%, Banco Sabadell se deja un 1,01%. Por su parte, Banco Popular cae un 0,08% pese a haber anunciado que completa con éxito la comercialización de su emisión de 700 millones, todo ello un día en el que paga un dividendo de 0.075 euros por acción a cuenta de los resultados de 2008. Entre los dos grandes bancos, los recortes se imponen tanto en Santander que cede un 0,86% al igual que su homólogo BBVA que lo hace un 0,57%. Toca recoger beneficios en el resto de pesos pesados, así, pese a las estimaciones que llegan desde Citigroup cuyos analistas creen que aunque las acciones de Telefónica han tocado máximos recientemente, la recuperación de los ingresos después de 2010 aún no se ha descontado, la compañía cede un 0,34%. Por su parte, Iberdrola cae un 0,69% mientras Repsol YPF cede un 0,46%. 

Y en el mercado continuo, las mayores caídas se centran en Vueling que cede más de un 4% tras haber sido el valor que más se ha revalorizado en lo que va de año, cerca de un 324%. Befesa se deja un 3,38% mientras Inypsa lo hace un 3,22%. Del lado de las alzas, Aisa suma un 9,38%, Renta Corporación avanza un 4,17% mientras Puleva Biotech lo hace un 4,09%.