El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón se contrajo un 15,2 por ciento entre enero y marzo de este año, frente al mismo período del año anterior, su mayor caída desde el final de la II Guerra Mundial, informó hoy el Gobierno. Con respecto al trimestre anterior, el PIB se contrajo entre enero y marzo un 4,0 por ciento, el cuarto retroceso trimestral consecutivo de la economía japonesa, castigada por un descenso de la demanda interna y externa, según un informe recogido por la agencia Kyodo. Estos datos evidencian que la segunda economía del mundo profundiza su recesión, pues entre octubre y diciembre del año pasado registró una contracción de su PIB, con respecto al trimestre anterior, del 3,3 por ciento; entre julio y septiembre, del 0,4 por ciento; y entre abril y junio, del 3 por ciento.