El Producto Interior Bruto (PIB) de Reino Unido se contrajo un 2,4% durante el primer trimestre del año en tasa trimestral, su mayor retroceso en cincuenta años, según la oficina de estadísticas británica, Statistics. El dato es cinco décimas superior a la anterior estimación de crecimiento del PIB, que preveía una contracción del 1,9% en el primer trimestre con respecto al cuarto. En términos interanuales, el PIB británico retrocedió un 4,9% en el primer trimestre, ocho décimas por encima de la anterior estimación (4,1%) y también en niveles récord.
La producción de la industria registró un descenso del 5,1%, incluyendo la manufacturera, que retrocedió un 5,5%. La producción del sector de la construcción registró un retroceso trimestral del 6,9% y la de la industria de servicios descendió un 1,6%.

La tasa de ahorro de los hogares británicos fue del 3% en el primer trimestre, un punto menos que en el cuarto trimestre de año, mientras que la renta disponible de los hogares descendió un 2,4% en el primer trimestre, frente a un incremento del 2,4% en el trimestre anterior.