El petróleo se mantiene por encima de los 98 dólares el barril tras aproximarse a los 100 dólares, mientras el dólar establecía nuevos mínimos y el frío en Estados Unidos, el mayor consumidor de carburante del mundo, generaba ansiedad por el nivel de los inventarios. El crudo ligero estadounidense para entrega en enero subió hasta marcar un récord de 99,29 dólares por barril a comienzos de la sesión, pero luego perdía fuerza y bajaba 36 centavos, a 98,39 dólares a las 13:04 GMT.