El precio del petróleo se consolidaba este jueves por debajo de los 123 dólares el barril en la apertura del mercado de Nueva York, aunque ha recuperado un poco de terreno después de haber caído 10% desde que en mayo alcanzara los 135 dólares.