Las subidas regresan de nuevo a los futuros del barril tipo West Texas, del 0,16%, hasta los 67,27 dólares, en paralelo también a los avances del euro, del 0,75%, hasta los 1,4248 dólares.