El precio del petróleo en Nueva York ha subido este martes a un récord histórico de 113,66 dólares el barril a raíz de la debilidad del dólar, que abarata el crudo para los inversores con monedas más fuertes, y a un ajuste de la oferta energética. Los mercados también digerían la noticia de que la Organización de Países Exportadores que ha dejado sin cambios ester martes su estimación del crecimiento de la demanda mundial en 2008.