La tasa de paro en la eurozona en el mes de junio alcanzó sus cotas más elevadas de los últimos diez años, el 9,4%, según los datos que acaba de publicar Eurostat.