España sigue encabezando las subidas en la tasa  que en agosto repuntaron hasta el 20,5% mientras que el conjunto de la OCDE bajó hasta el 8,5% de la población activa.

Según las cifras comunicadas hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España no sólo fue una vez más en agosto el Estado con el mayor desempleo, sino que acrecentó su diferencia con sus más inmediatos seguidores.

Inmediatamente por detrás de España quedaron Eslovaquia (14,6%, una décima más que en julio), Irlanda (13,9%, una décima más), Hungría (10,9%, dos décimas menos), Portugal (10,7%, una décima menos) y Francia (10,1%, una décima más).

Durante ese mes, el paro aumentó una décima en Estados Unidos al 9,6%, mientras se mantuvo estable en la zona del euro en su conjunto (10,1%), en la Unión Europea (9,6%), bajó dos décimas en Australia (al 5,1%), Italia (al 8,2%), y hasta tres décimas en Corea del Sur (al 3,4%) y en Suecia (al 8,2%).