El número de desempleados se ha reducido en Alemania en el mes de mayo en 161.000 personas, hasta 3.806.000, mientras que la tasa de paro ha retrocedido cuatro décimas hasta el 9,1 por ciento. Son datos mejores de lo esperado. Según los datos publicados por la Agencia Federal de Empleo, se ha registrado un descenso del número de parados de 732.000, con respecto a mayo del año pasado.
Hace un año el índice de desempleo era todavía del 10,9 por ciento. En el oeste, el desempleo afectó a 2.499.000 personas, 106.000 menos que en abril y 549.000 menos que hace un año. En el este el paro se redujo hasta 1.307.000, 55.000 menos que en el mes precedente y 183.000 menos que en 2006. El índice de paro fue del 7,6 en el oeste y del 15,2 por ciento en el este. El presidente de la Agencia Federal de Empleo, Frank-Jürgen Weise, ha señalado que el descenso continuado del desempleo pone de manifiesto que la recuperación económica ha tomado fuerza. No obstante, Weise ha reconocido que el retroceso en este mes se ha debido a factores meramente estacionales, ya que en la primavera es habitual que aumente el número de contrataciones. Prueba de ello, es que excluidos los factores estacionales, el paro incluso aumentó en 3.000 hasta 3.855.000 personas. En el oeste, el paro estacional se redujo en 5.000 y en el este aumentó en 8.000.