El Nikkei cerró la sesión del viernes con una leve subida del 0,09%, hasta los 20.118,86 puntos y termina la semana con un incremento semanal del 0,95%.

Las acciones mundiales registraron máximos récord el viernes, con las acciones asiáticas subiendo por quinta sesión consecutiva. Las señales de que la Reserva Federal mantendrá una trayectoria de ajuste gradual y las esperanzas de una temporada positiva de resultados aumentaron el apetito por los activos de riesgo.

El MSCI World Index subió un 0,1%, algo por debajo de un máximo intradía de todos los tiempos golpeado anteriormente. En la semana subió un 1,6%.

El índice más amplio de acciones de Asia-Pacífico de MSCI fuera de Japón avanzó un 0.2 % hasta su nivel más alto en dos años. En el acumulado semanal, subió un 3,1%, el mayor aumento en una semana desde mediados de marzo.

Las acciones chinas revirtieron las pérdidas anteriores, con el índice CSI 300  cerrando con una subida del 0,2%, al tiempo que el Shanghai Composite Hong Kong Hang Seng, subió casi un 0,01%.