La Bolsa de Tokio ganó hoy un 2,3%, aupada por el optimismo de los inversores ante el descenso del yen y el mensaje de calma enviado por el Gobierno griego a los mercados sobre la financiación de su deuda.