El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha subido un 1.07% hasta cerrar en los 15.901 puntos. En su segunda jornada consecutiva de avances tras los fuertes recortes de la semana pasada, el índice ha contado con una nueva inyección de liquidez por parte del Banco de Japón. Una cifra que asciende a 7.000 millones de dólares en menos de 24 horas. El índice Topix, por su parte, subió un 1.73% hasta los 1.549 puntos.