La caída del negocio crediticio de la banca con los hogares ha vuelto a ralentizarase en abril por segundo mes consecutivo tras arrojar entre el verano pasado y principios de 2009 descensos del orden del 40 por ciento. Según datos provisionales publicados el lunes por el Banco de España, los nuevos créditos hipotecarios concedidos por las entidades financieras a los hogares españoles sumaron 6.764 millones de euros en abril, un descenso del 31,3 por ciento sobre el mismo mes del año pasado. Junto con el pasado mes de marzo (6.997 millones de euros en créditos a la vivienda) abril de 2009 ha sido el mes con mayor saldo desde julio de 2008. Los datos del Banco de España no tienen en cuenta el efecto calendario al caer Semana Santa (menos dias hábiles) este año en abril y el año pasado en marzo.