El IBEX 35 descendió un 0,45% hasta los 8.886 puntos este viernes y se suma a las caídas de las Bolsas europeas que sufren la indegestión de unos datos de crecimiento peor de lo esperado. De los bancos españoles, los inversores tan solo han salvado a Sabadell tras anunciar la venta de Solvia y a Bankinter, por los pelos. Iberdrola, Siemens Gamesa y REE siguen siendo las fuertes, mientras el petróleo cae y el euro se debilita.

El IBEX 35 acentuaba las caídas semanales este viernes hasta los 8.886 puntos, al dejarse durante la sesión un - 0,45%. Así las cosas, el selectivo español acumula un descenso del 0,80% en su segunda semana de diciembre y parece que dice adiós, por segundo año consecutivo, al deseado rally navideño. A pesar de ello, el principal índice de la Bolsa española ha registrado la menor caída de los selectivo europeos que también se han visto lastrado por el pesimismo asiático, afianzado por una apertura a la baja en Wall Street.  

Así las cosas las ventas han dominado en los todos los parqués de Europa (DAX -0.54% CAC 40 -0.88% FTSE100 100 -0.47% MIB -0.72% EURO STOXX 50 -0.75%),  desanimadas desde la apertura por los malos datos macroeconómicos que llegaban de China y que han vuelto a poner en entredicho el futuro del crecimiento mundial. En el Viejo Continente, los PMIs conocidos, incluido el alemán, han sido peor de lo esperado, por lo que el ánimo pesaba sobre una Europa que no consigue despejar la incertidumbre sobre el brexit, mientras que el euro pierde fuerza frente al dólar, tras la reunión del BCE de ayer.

En el Ibex 35, tan sólo doce valores han salvado la jornada en positivo. A la cabeza de la tabla se ha colocado Indra (1,74%), seguida por IAG (1,50%) y Ferrovial (0,92%). Por el contrario, CIE (-2,51%) ha sido el valor que más ha caído este viernes, seguido por  Acciona (-2,49%) y Viscofan (-2,15%).

En la bolsa hoy ha habido momentos en los que todos los bancos del IBEX 35  caían más de un 1%. Al final, Bankinter (0,03%) ha salvado la jornada en plano, mientras que Sabadell ha conseguido repuntar un 0,46%, tras anunciar la venta del 80% del capital social de su inmobiliaria Solvia a Lindorff Holding Spain, sociedad perteneciente al fondo sueco Intrum AB. El resto de entidades han cerrado con números rojos: Banco Santander -0,28%; Bankia, -1,47%; BBVA,-0,51% y Caixabank -0,44%.

En el terreno corporativo, también se ha conocido que el consejo de administración de Amadeus, que ha cerrado con un descenso del -1,92%, ha acordado mantener la política actual de dividendos para el ejercicio 2018, y que consiste en un porcentaje de reparto sobre los beneficios ('pay-out') de entre un 40% a 50% del beneficio consolidado del ejercicio, según apunta la compañía en un hecho relevante ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En cuanto a las nubes que han impulsado hoy las ventas en las Bolsas, están esos datos de desaceleración que se han ido conociendo durante la sesión.

En primer lugar, la producción industrial de China ralentizó su crecimiento interanual en noviembre hasta el 5,4%, inferior al 5,9% del mes anterior, que era la lectura esperada por el consenso de analistas. Además, las ventas minoristas también perdieron impulso, al crecer un 8,1% interanual, frente al 9,0% esperado por el consenso y el incremento 8,6% del mes anterior.

Los analistas de Bankinter destacan que “ambos registros sobre la economía china han decepcionado las estimaciones del consenso del mercado y suponen una desaceleración significativa frente a los registros de meses anteriores. Estas señales de debilidad en la economía china son preocupantes ya que el escenario macro se podría volverse más complicado de cara al año que viene debido al impacto de la subida de tarifas sobre las importaciones chinas en EEU si finalmente no se llega a un acuerdo comercial entre las dos potencias”.

Tampoco han sido positivas las lecturas de diciembre de los PMIs compuestos de la eurozona y Alemania. En el caso del país germano el índice retrocedió hasta los 52,2 puntos, desde los 52,3 puntos del mes anterior, quedando también por debajo de las previsiones de los analistas. En la eurozona, el crecimiento de la actividad empresarial se ralentizó hasta su mínima de más de cuatro años. Así, el índice PMI compuesto bajó en diciembre hasta los 51,3 puntos, desde los 52,7 puntos del mes anterior, en la que ha sido su lectura más baja desde noviembre de 2014.

Además, en terreno nacional, el Banco de España ha rebajado en una décima su previsión de crecimiento de la economía española para este año, hasta el 2,5%, mientras que la mantiene en el 2,2% en 2019 y la baja en otra décima para 2020, hasta el 1,9%, como resultado de la progresiva atenuación de los efectos positivos de las pasadas medidas de política monetaria sobre las condiciones de financiación de la economía. Además, estima un déficit público del 2,7% este año y del 2,4% en 2019.

De esta forma,  pasa desapercibido el nuevo acercamiento comercial entre EEUU y China, al conocerse que el gigante asiático suspenderá los aranceles adicionales a vehículos fabricados en Estados Unidos y a piezas de automóviles durante tres meses a partir del 1 de enero de 2019.

En concreto, el gobierno chino suspenderá aranceles del 25% sobre 144 vehículos y piezas de automóviles estadounidenses y gravámenes del 5% sobre 67 piezas automotrices entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2019.

En el mercado de divisas, el euro se debilita frente al dólar, hasta los 1,130 billetes verdes. En cuanto al petróleo, el barril de Brent baja hasta los 60,17 mientras que el West Texas, de referencia en EEUU se cotiza al cierre del mercado europeo en los 51,14 dólares.

La prima de riesgo española sube hasta los 116,40 puntos básicos y la rentabilidad del bono a 10 años ronda el 1,42%