El Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid ha dictado el archivo provisional de la causa abierta contra el consejo de administración de Banesto y contra Rodrigo Rato por el presunto "trato de favor" de la entidad financiera en la compra del 43,5% de Aguas de Fuensanta, empresa vinculada a la familia Rato, por la que Banesto pagó 9,8 millones de euros en 1999, según el auto dictado el pasado 5 de febrero. El juez titular, José Sierra Fernández, concluye en el auto que "no resulta debidamente justificada la perpetración de los delitos" y que no existen "elementos suficientes para considerar que los querellados cometieran infracción penal alguna por su actuación".