El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado una décima a la baja la tasa de crecimiento real del PIB español en el año 2009, del -3,6% al -3,7%, como consecuencia de la menor aportación de la demanda externa (de 2,8 a 2,7 puntos).
La contribución al crecimiento agregado de la demanda nacional se ha mantenido en -6,4 puntos. Por su parte, los incrementos del PIB de los años 2006, 2007 y 2008 permanecen inalterados en el 4%, 3,6% y 0,9%, respectivamente.