El índice elaborado por el instituto económico germano Ifo, de confianza empresarial, ha descendido hasta los 105,8 puntos en agosto desde los 106,4 de julio. Una caída que es menor de lo previsto, ya que los analistas esperaban una lectura en 105,4 enteros. Éste índice es considerado como un importante indicador de la situación económica de Alemania.