El selectivo de la bolsa española cotiza plana en los primeros minutos de negociación y cotiza al borde de los 11.400 puntos. Una tendencia que se produce después del desplome del Nikkei - que se dejó un 2.3% al cierre- y que presenta a BBVA como uno de los 'pesos' de las caídas. En una sesión en la que  el euro cotiza en los 1.4755 dólares.
La renta variable europea comienza la sesión en negativo y lo hace al calor de los números rojos con los que cerró sus puertas el Nikkei. Un 2.30% de caída que llevó al selectivo nipón a los 9.802 puntos. Ante ello, el CAC-40 se dejó un 0.20%, el FT-100 ha abierto con un 0.2% de penalización mientras que el DAX ha comenzado la jornada en los 5.403 puntos, tras una caída del 0.2%. En el caso del mercado español, aunque su primer movimiento reflejó caídas del 0.5% y perdió sin compasión los 11.400 puntos, conforme fue pasando la sesión, hasta dejar al selectivo en los 11.416 puntos. 



Unas caídas que se dejan sentir en algunos de los valores que cotizan en el selectivo español, especialmente los grandes. Santander se deja un 0.4% en la apertura y marca en los 10.97 euros su primer movimiento. Y ello el día que ha recibido luz verde para presentar una oferta por las 312 oficinas de Royal Bank of Scotland, según informa Financial Times. Un visto bueno de esta operación se produce porque tiene menos del 8% del mercado de pequeños bancos británicos. Es su homóloga vasca la que se asienta sobre uno de los puestos de mayor penalización al descontar un 0.82% de su cotización y abrir en los 12.12 euros.

Caídas que quedan algo por debajo de la penalización del 1.4% que experimentan los títulos de Acerinox o del 0.9% que recortan las acciones de Inditex. Los números rojos también zarandean la cotización de OHL que, al ritmo del 1.13%, pierde los 18 euros por acción.

Del resto de pesos pesados. Iberdrola descuenta un 0.4% en los primeros minutos de negociación y marca los 6.16 euros el día que anuncia que llevará gas licuado a Estados Unidos gracias al acuerdo firmado con Chevron. Tendencia negativa también dibujan los títulos de Repsol, al dejarse un 0.36% y cotizar en los 18.10 euros, mientras que Telefónica permanece con cesiones cercanas al 0.11% y abre en los 19.01 euros. Sobre la operadora se pronuncia esta mañana la prensa al indicar que en los próximos días podría cerrar el acuerdo de compra con la operadora alemana Hansenet por una suma de entre 900 y 1.000 millones de euros.

En tendencia positiva se mueven las acciones de Sacyr Vallehermoso. Superan el 1.16% de revalorización y cotizan en los 10.43 euros. Técnicas Reunidas ocupa el segundo lugar del podio con algo más del 1% de subida mientras que Telecinco suma un 0.9% en los primeros minutos de negociación y lo hace a pesar de la rebaja de estimación otorgada por JP Morgan. Rebaja hasta los 7.1 euros el precio objetivo de la cadena televisiva al igual que lo hace con Antena 3. Ésta reacciona con subidas del 1.72% después de que el broker estadounidense haya rebajado hasta los 7.6 euro su precio objetivo.

Sin embargo, líder de la sesión y con nombre propio Zeltia. La biofarmacéutica gallega supera el 8 % de subida y lo hace después de recibir la autorización por parte de la Comisión Europea para la comercialización del Yondelis para tratamiento de cáncer de ovario. Los títulos de la compañía que preside Amancio Ortega alcanzan los 4.34 euros. Entre los primeros puesto, Inbesos sube un 5% mientras que Montebalito se acerca al 4% de revalorización. Números verdes también se reflejan en la cotización de Avánzit. Esta mañana la compañía ha informado de la entrada de la Junta de Andalucía en su accionariado. Operación para la cual realizará una ampliación de capital mediante la emisión de 2.1 millones de nuevas acciones a un precio de 0.82 euros por acción.

En terreno negativo, Reyal Urbis es penalizada con más del 7.6% de caída. Grupo Tavex y Natraceutical descuentan algo más del 5% de su cotización mientras que Elecnor o Fluidra superan el 4% de caída en los primeros minutos de negociación. Con recortes del 1.9% reaccionan las acciones de NH Hoteles y lo hacen después de que Jefferies haya rebajado hasta inferior al mercado su estimación sobre la hotelera.