El Ibex 35 cerró la sesión con una subida del 1.4% que le llevó hasta los 6.615 puntos. De nuevo la jornada terminó con declaraciones de un organismo europeo. Esta vez fue Eurostat el que reconoció que el rescate de la banca tendrá impacto tanto en la deuda como en el déficit del país. Y además, la Unión Europea ha admitido que solicitará a España como condición para recibir este préstamo que se cierren aquellas entidades problemáticas cuya quiebra no desestabilice la economía. Una probabilidad a la que otorgan, mayor o menos validez según quién la comente.

Entre los valores que más apoyaron la subida del selectivo español, Inditex. Sumó un 11.5% y cerró en los 75.40 euros el día en que anunció un beneficio de 432 millones de euros que supone un incremento del 30% en el primer trimestre fiscal. Además la compañía consiguió superar a Telefónica por capitalización.

Y a pocos pasos, los bancos. Caixabank subió un 1.6% y cerró en los 2.38 euros. BBVA se animó con un 1.2% de revalorización – hasta los 5.21 euros – mientras que Banco Popular y Bankinter superaron el 0.8% de subida, cerrando en los 1.65 y los 1.38  euros, respectivamente.  Santander elevó en más del 1.2% el precio de sus cotizaciones, que mañana comenzarán a cotizar desde los 2.41 euros y los 4.86 euros, respectivamente.

Los mayores negativos de la sesión se los llevaron Indra, Gamesa  y FCC, con caídas de más del 3% que arrastraron sus cotizaciones hasta los 6.81 euros , los 1.36 euros y los 9.26 euros, respectivamente. Y alguno de los grandes. Repsol descontó un 0.7% de su cotización, que cerró en los 12.49 euros. Telefónica recortó un 0.3%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 9.80 euros.