El Ibex abre con una subida del 0,2% hasta los 12.957 puntos a pesar de una esperada recogida de beneficios por las fuertes ganancias experimentadas en las últimas semanas, consecuencia de los rumores y noticias sobre concentraciones empresariales así como del nuevo repunte en los precios del crudo.
El Ibex abre con una subida del 0,2% hasta los 12.957 puntos a pesar de una esperada recogida de beneficios por las fuertes ganancias experimentadas en las últimas semanas, consecuencia de los rumores y noticias sobre concentraciones empresariales así como del nuevo repunte en los precios del crudo.