La bolsa española cerró la sesión de este miércoles a la baja, aunque cerca de los mejores niveles de la jornada, tras un día de gran volatilidad y de escaso negocio por el festivo local en un clima aún sometido al peso que generan los temores crediticios al otro lado del Atlántico. Al cierre, el Ibex se dejó un 0,22% hasta los 14,520,50 puntos en una sesión en la que operó con poco volumen limitado por el festivo del día de la Asunción, que se unió a la menor operativa propia de las vacaciones estivales. En el Viejo Continente el principal indicador alemán fue el único que terminó en positivo y se anotó un 0,28%, mientras que París se dejó un 0,66% y Londres perdió un 0,56%.
Los precios domésticos hallaron en los futuros de Wall Street su principal guía en la sesión matinal y cerraron al paso que marcaba la plaza neoyorquina, que se recuperó de sus bajas iniciales, también en un tono volátil. "Hemos estado todo el día pendientes de Wall Street. Esta mañana mandaban los futuros americanos y esta tarde nos dejamos llevar por el Dow Jones y por el Nasdaq", dijo un analista. En este contexto, el sector bancario y las constructoras fueron especialmente castigadas, aunque acompañados de un volumen no muy significativo. BBVA, cuyo comportamiento reciente fue menos bajista que Santander, cerró con una pérdida del 1,55 por ciento a 17,13 euros. Por su parte, el banco cántabro cayó un 0,07 por ciento a 13,51 euros. En sentido contrario, Telefónica TEF.MC>, el otro gran valor del Ibex-35, subió un 0,62 por ciento a 17,82 euros. Una información procedente de un diario italiano dijo que ese país podría retirarse de su lucha legal contra Telefónica sobre la retirada de la licencia a IPSE, un consorcio de telefonía móvil controlado por la operadora española. El diario económico Finanza & Mercati, dijo sin citar fuentes que El Gobierno italiano podría temer una reacción negativa de la Unión Europea y el posible pago de miles de millones de euros en compensaciones si Italia pierde la batalla legal. El Ibex-35 finalizó con una baja del 0,22 por ciento a 14.520,5 puntos, mientras que el índice general de la Bolsa de Madrid cayó un 0,21 por ciento a 1.597,82 unidades. Repsol YPF, otro peso pesado del mercado, perdió un 0,22 por ciento a 27,24 euros, pese a la escalada del precio del petróleo en los mercados internacionales. Colonial, que esta mañana dijo que se había cubierto la totalidad de su ampliación de capital en la fase de asignación. Sogecable bajó un 1,56 por ciento a 28,98 euros después de que la familia Polanco garantizara el martes al regular bursátil español la estabilidad accionarial en Prisa tras el reciente fallecimiento del presidente del Grupo, Jesús de Polanco. No obstante, las mayores bajas del Ibex fueron para Gamesa y Sacyr-Vallehermoso, con sendos descensos del 2,49 por ciento y del 2,73 por ciento. Operadores dijeron que detrás de la negativa evolución de estos dos valores no vieron otra cosa que una mera operativa de mercado. Entre los ganadores de la jornada, también figuraron Unión Fenosa, que subió un 0,97 por ciento, Red Eléctrica con un 0,12 por ciento y Acerinox con un 1,09 por ciento.