El selectivo español mantiene los 10.100 puntos en la media sesión después de haberlos perdidos en algún momento de la mañana, impulsado por los avances de Banco Santander, mientras que el resto de plazas europeas permanecen en rojo con el euro en 1,206 dólares.

El Ibex 35avanza un 0,11%, hasta los 10.135,7 puntos, tras comenzar la jornada con dudas que incluso le han llevado a perder los 10.100 puntos en algún momento de la mañana.

Banco Santander lidera las ganancias del principal indicador de la bolsa española al avanzar un 1,78%, después de que Morgan Stanley haya mejorado su recomendación hasta sobreponderar desde mantener y su precio objetivo hasta los 6,8 euros por título desde los 6,2 euros anteriores.

Tras la entidad que dirige Ana Patricia Botín, se colocan Caixabank e IAG, que suben un 1,53% y un 0,72%, respectivamente.

En el lado contrario, Siemens Gamesa lidera los descensos al perder un 2,48%, por delante de Acciona, que cede un 1,83% y de Enagas, que se deja un 1,68%.

En el Mercado Continuo, Prisa rebota y lidera las ganancias con una subida del 7,77%. Ayer cerró con un descenso del 6,38% después de que reconociese que mantiene conversaciones con el fondo estadounidense Rhône Capital por el 75% que posee de Santillana, "sin que hasta la fecha se haya tomado una decisión al respecto".

Mientras tanto, Duro Felguera se deja un 6,25% en la media sesión, después de que ayer llegara a caer un 20%, debido a informaciones que apuntaban a que se habían roto las negociaciones con su banca acreedora, lo que posteriormente la empresa desmintió.

En el apartado macroeconómico hoy se ha conocido que en España, el alza de la producción industrial se moderó en julio al 2% interanual. En concreto, el índice de producción industrial (IPI), en la serie original, subió en julio un 2% con respecto al mismo mes de 2016, una tasa que es 1,3 puntos inferior a la de junio, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En Alemania la balanza comercial de julio ha reflejado un superávit más moderado de lo previsto, en concreto de 19.500 millones de euros, desde los 23.000 millones anteriores.

Las principales bolsas europeas, salvo Milán, que avanza un 0,25%, no logran registrar ganancias tras la reunión de ayer del Banco Central Europeo (BCE) y el posterior discurso de su presidente, Mario Draghi. Francfort pierde un 0,03%; París, un 0,195; y Londres, un 0,39%; mientras que el EuroStoxx 50 se deja un 0,06%.

Como era de esperar, ayer el BCE mantuvo sin cambios los tipos, el ritmo de compra mensual de activos y reiteró su forward guidance. El banco central mejoró la previsión del PIB para 2017 hasta el 2,2%, al tiempo que redujo mínimamente la previsión de inflación para 2018 (hasta el 1,2%) y 2019 (hasta al 1,5%), con lo que se queda todavía por debajo de su objetivo del 2%.

Draghi confirmó que las principales decisiones sobre el QE se tomarán en octubre (próxima reunión día 26) y que las discusiones actualmente son muy preliminares.

Todo ello provocó un repunto del euro que todavía se mantiene, al cambiarse a 1,206 dólares en la media sesión.

En el mercado de materias primas, el petróleo Brent se acerca a los 55 dólares, mientras que el West Texas retrocede hasta perder el nivel de los 49 dólares el barril.