El Ibex 35 pone en riesgo los 8.100 puntos en su tercera sesión consecutiva en rojo

El IBEX 35 retrocede un 0,61% en la media sesión hasta los 8.097 puntos en la que es su tercera sesión consecutiva en rojo. Los mayores descensos son para los bancos: Banco Sabadell cae un 4,22%, Bankinter un 3,16%, Caixabank un 2,77%, Banco Santander un 2,67% y BBVA un 2,21%. 

También el sector eléctrico ha sido uno de los grandes damnificados de los últimos días en el parqué madrileño ante el nuevo impuesto a las eléctricas que prepara el Gobierno. “No hay ciudadano que entienda estos desorbitantes beneficios cuando ellos están haciendo un esfuerzo”, llegó a decir la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. A la espera de que se conozca el detalle de cómo se articulará este nuevo gravamen, compañías como Iberdrola, Endesa o REE, aunque también Acciona o Repsol, siguen en el foco de atención de los inversores.

En el sector de la energía, Siemens-Gamesa es uno de los protagonistas de la mañana después de que ayer anunciase que ha recibido un pedido en firme para suministrar 60 aerogeneradores SG 14-222 DD 'offshore' y un contrato de servicio para un parque eólico de Escocia con una capacidad 882 megavatios (MW).

Está previsto que la instalación y puesta en marcha de las primeras turbinas comience en 2024, por lo que será el primer parque de escala comercial que cuente con este aerogenerador de 14 MW de potencia. Siemens Gamesa se encargará también de las tareas de mantenimiento del parque.

El sector de las materias primas también ha estado bajo una fuerte presión vendedora en los últimos días ante los temores a la recesión, con ArcelorMittal o Acerinox registrando ayer fuertes caídas. 

En positivo, Ferrovial sube un 2%, Telefónica un 1,60% y Melia Hotels un 1,40%. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En el resto de plazas europeas, el DAX se deja un 0,89%, hasta los 13.031,84 puntos, el FTSE -100 pierde un 0,09%, hasta los 7.082,95 puntos, el CAC 40 se deja un 0,22%, hasta los 5.903,49 puntos mientras el EURO STOXX 50 pierde un 0,4%, hasta los 3.450,65 puntos mientras el FTSE MIB se deja un 0,21%, hasta los 21.742,00 puntos.

Ayer, Wall Street no logró finalmente cerrar al alza, aunque las caídas fueron ligeras, del entorno del 0,15% para los principales índices neoyorquinos. Los futuros apuntan hoy a otra apertura a la baja, mientras que en Asia la jornada no ha tenido un rumbo claro, con el Nikkei de Tokio logrando subir un 0,08%.

En el plano macroeconómico, los inversores conocerán en la mañana de hoy los datos del PMI compuesto tanto de la eurozona como de EEUU. El mercado espera que el dato europeo muestre ya una desaceleración del crecimiento, con una lectura de 54 en junio frente a los 54,8 de mayo. No obstante, cualquier cifra por encima de 50 sigue mostrando crecimiento de la actividad.

Pero si hay algo que ha estado obsesionando a los mercados en las últimas semanas es la posibilidad de que los bancos centrales acaben pasándose de frenada en su batalla contra la inflación y acaben provocando una recesión. Ayer, en su comparecencia ante el Senado de EEUU, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconoció que existe una posibilidad de que el aumento de tipos provoque una caída de la economía, aunque intentó mostrarse optimista en lograr el denominado “aterrizaje suave”. “Será muy difícil”, reconoció.

Estrategias de Inversión

Hoy el mercado tendrá una nueva tanda de declaraciones de Powell, esta vez ante el Congreso.

En los mercados de materias primas se están dejando notar los temores a una recesión económica mundial que reduzca drásticamente la demanda de petróleo, y a pesar de que el suministro también está bajo presión por las sanciones a Rusia.

De este modo, los Futuros del petróleo Brent de referencia en Europa bajan un 0,75% hasta los 110,91 dólares el barril, mientras que el West Texas estadounidense baja un 0,81% hasta pagarse a 105,33 dólares. Ambas referencias cayeron aproximadamente un 3% ya en la jornada de ayer miércoles y se encuentran actualmente en mínimos desde mediados de mayo, después de que en las últimas semanas hubiesen superado los 120 dólares el barril.

En los mercados de deuda, la prima de riesgo se sitúa en 108,30 puntos. En concreto, el bono español de deuda a diez años ofrece una rentabilidad de un 2,54%, lejos del umbral del 3%, mientras que el bund germano al mismo plazo paga un rendimiento de un 1,45%. Al otro lado del Atlántico, el bono estadounidense de deuda a diez años ofrece una rentabilidad de un 3,12%.

El euro retrocede un 0,53% en los 1,0509 EUR/USD.