El selectivo español registra en la media sesión pérdidas superiores al 0,5%, con la atención en el final de la temporada de resultados empresariales. Destacan las subidas de Meliá y las caídas de Grifols, tras presentar sus cuentas. Tras las caídas registradas en Wall Street, el resto de principales bolsas europeas siguen registrando descensos, con el euro manteniéndose en los 1,22 dólares.

En la media sesión el Ibex 35 pierde un 0,62%, hasta los 9.838,7 puntos, situándose “por debajo de su punto pivote localizado en 9.888,4 puntos, el siguiente nivel de soporte se localizaba en 9.800 puntos”, según explica Sergio Ávila, analista de IG.

Las ganancias las lidera Meliá, que sube un 9,33%, después de haber aumentado los beneficios en 2017 un 28% con un aumento de la facturación del 4,6% respecto a 2016. “Las acciones que abrían con un hueco de mercado de 10 céntimos de euros superaban claramente los 3 niveles de resistencias intradiarios. El nivel R3 se localizaba en 11,56 euros”, destaca Ávila.

A continuación se sitúa Merlin Properties y Repsol, compañías que también han presentado sus cuentas de 2017 y que avanzan un 1,72% y un 1,27%, respectivamente.

La socimi logró 1.100 millones de euros en 2017, lo que supone casi duplicar los beneficios del año anterior (88,9%) cuando llegó a los 582,6 millones de euros. Además, la mayor patrimonialista cotizada de España también ha anunciado un aumento de su dividendo complementario, que se pagará en mayo, de 26 céntimos por acción, que se unen a los 0,20 euros ya repartidos a cuenta del ejercicio. Este dividendo aumentará un 15% hasta los 46 céntimos.

Por su parte, Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.121 millones de euros en 2017, un 22% más que los 1.736 millones que logró en 2016, lo que supone el mayor resultado neto de los últimos seis años, según ha indicado la petrolera gracias a la fortaleza de sus negocios y sus planes de eficiencia, en un escenario de precios bajos de las materias primas.

En el otro extremo de la tabla destaca el descenso de Grifols, que a pesar de haber obtenido un beneficio en el año 2017 un 21% superior al de 2016,  cae un 5,77%, acercándose a los mínimos de abril del pasado año.

También sobre sale el descenso de Endesa y de Red Eléctrica. Pierden un 2,07% y un 2,03%.

Endesa ha obtenido un beneficio neto de 1.463 millones euros en 2017, lo que ha supuesto un aumento del 3.7% con respecto al mismo periodo del año pasado. El consejero delegado de la empresa, José Bogas ha querido destacar que los resultados son mejores de lo espera a pesar del complicado escenario que tuvieron que atravesar en el primer semestre.

El resto de principales bolsas europeas también mantienen los descensos en la media sesión. Fráncfort baja un 0,34%, París, un 0,40%; Londres, un 0,25% y Milán, un 0,15%. El Euro Stoxx 50 retrocede un 0,23%.

Hoy en el Viejo Continente se ha conocido que  el dato de empleo de Alemania, que ha sido mejor de lo esperado por el mercado, una caída del desempleo de 22.000 puestos cuando se esperaba que se redujera en 15.000.

Por otro lado, el IPC en la zona euro se ha mantenido en línea con las previsiones en el 1,2%.

Así, los descensos en la renta variable europea se producen después de la mayor caída porcentual desde el 8 de febrero en la renta variable americana motivadas por el miedo ante una cuarta subida de tipos de interés tras las palabras de Jerome Powell y después del mal cierre del mercado asiático que se vio afectado por datos macro negativos.

Los expertos de Renta 4 explican que las bolsas europeas recogiendo los descensos en Estados Unidos y Asia. “Unas caídas en Estados Unidos con el S&P cerrando en mínimos del día, que se aceleraron tras el discurso semianual sobre el estado de la economía de ayer Powell. El Presidente de la Fed mostró una visión positiva sobre la economía americana dejando la puerta abierta a cuatro subidas de tipos este año en un contexto de aceleración de crecimiento económico ante estimulación fiscal y la solidez de las exportaciones europeas apoyadas por un dólar débil lo que debería presionar al alza salarios y precios”.

Asimismo, destacan que Powell se comprometió a normalizar el balance durante los 3-5 próximos años y buscará un equilibrio para evitar una economía sobrecalentada y alcanzar el objetivo de inflación del 2%. “Este mensaje más "hawkish" se tradujo en un aumento de la TIR del bono a 10 años americano desde 2,86% hasta la zona de 2,9% mientras que el dólar se apreció hasta niveles de 1,22”, añaden.

En la media sesión el euro se intercambia a 1,221 dólares.