Apenas dos horas y media después de comenzar la sesión, lo que empezaron siendo subidas se ha transformado en números rojos. Una penalización del 0.17% que lleva al Ibex 35 hasta los 6790 puntos con el sector financiero cambiando su signo al negativo.  Los expertos reconocen que todavía es posible ver una caída adicional del 5-7% en el índice pero, dada la sobreventa de algunos indicadores, se podría estar confirmando un suelo.

Si hay una palabra que define la situación de los mercados en las útlimas sesiones, sin duda es volatilidad. Cada vez es más frecuente ver cómo el Ibex35 comienza la sesión en positivo y, en apenas dos horas de sesión, cambia el rumbo y profundiza en las caídas. Eso es lo que ha ocurrido hoy: el Ibex 35 cede un 0.17% y vuelve a instalarse por debajo de los 6800 puntos, a pesar de que comenzó la sesión intentando atacar los 6900 enteros. La debilidad es extrema "y todavía es posible que veamos caídas adicionales en el índice del 5-7% desde los niveles actuales", explica Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI.

Eso sí, prosigue este experto,  es posible que el selectivo esté formando un suelo en un rango que tendría en los 6250-6300 puntos su parte baja y los 6700 puntos en la parte alta. La mayoría de los expertos dan por hecho que, en caso de que siga la incertidumbre en torno a Grecia, el sector financiero y la Eurozona, el mercado español visitará los 5.500 puntos.  Y eso que hoy las noticias no son del todo negativas: Alemania ha informado de que su economía creció un 0.5% en el primer trimestre, cuatro décimas por encima de lo esperado por el mercado. Hoy mismo el prseidente de la república francesa, Francoise Hollande se reunirá con Angela Merkel para intentar unificar posturas respecto a Grecia. 

Los bancos, hacia números rojos

Y en medio de todo, el sector financiero. A pesar de que el Eurogrupo dio una palmadita en la espalda al gobierno español por la reforma anunciada la semana pasada, sigue metiendo presión al pedir que se acelere la  evaluación del auditor externo sobre las entidades financieras. Los bancos, sufren. Y Bankia es el mejor reflejo de la agonía. Pierde un 4.45% y cotiza en torno a los 1.80 euros.  El valor sigue sin mínimos que puedan servir de referencia. Caixabank también cotiza con pérdidas superiores al 2.7% - hasta los 2.29 euros - mientras que Banco Sabadell y Banco Popular recogen beneficios al ritmo del 1.4%, hasta los 1.55 euros y los 2 euros, respectivamente. 

Los dos grandes no son ajenos a las situación del selectivo español. Santander supera el medio punto porcentual de caida, hasta los4.70 euros. BBVA intenta luchar contra los números rojos mientras permanece en los 5.04 euros.

A favor de las subidas, Inditex eleva en más del 1.7% el precio de sus titulos, el día en que Goldman Sachs la ha incluido dentro de la lista de "compra".