A pesar de los mensajes tranquilizadores que desde la Comisión Europea han llegado en el día de hoy, el Ibex 35 sigue mostrando su desconfianza ante la posibilidad de que el gobierno griego no sea capaz de afrontar la situación de crisis. Además y por si fuera poco Moody´s ha puesto más leña al fuego al poner en revisión el rating de Portugal con vistas a una posible rebaja. Así las cosas el Ibex 35 cierra en los 9.635 puntos tras dejarse un 2.27%.