Encontrar justificaciones cuando nos enfrentamos a un mercado que descuenta expectativas es complicado. Lo cierto es que en los últimos compases de la sesión el Ibex 35 ha decidido contener su desplome tras darse a conocer dos datos relevantes para la economía de nuestro país. El Fondo Monetario Internacional estima que España comenzará a crecer a partir del año 2014 con un aumento del PIB del 1%. El otro motivo es más evidente; Wall Street ha decidido darse la vuelta -por muy poco- a la espera del Libro Beige de la Reserva Federal y eso anima a la renta variable europea. 

París cierra con unas ganancias muy moderadas, Frankfurt sobre plano por encima, eso sí, de los 7.300 puntos, al igual que el Footsie londinense. 

La jornada viene marcada por las palabras del Comisario Europeo Joaquín Almunia que ha dado a conocer los requisitos exigidos a las cuatro entidades intervenidas para recibir los 37.000 millones de euros de ayuda para su recapitalización. La más 'afectada' será Bankia que planea cerrar 1.100 oficinas y despidos que afectarán a unos 6.000 trabajadores, el 26% de la plantilla. Además, deberá realizar una quita sobre los titulares de preferentes del 39%. Bankia se desploma al cierre en bolsa un 9,34% después de haber permanecido suspendida de cotización hasta las 14 horas por la elevada volatilidad.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha suspendido asimismo la negociación sobre Banco de Valencia que cierra con una caída importante del 17% después de haber sido adjudicada por un euro a Caixabank, según dio a conocer a última hora de la tarde de ayer el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria.

En este contexto, el Ibex 35 consigue respetar al cierre los 7.800 puntos y cierra en 7.833 con un recorte del 0,33%. El que más pesan a la baja dentro del selectivo es, sin duda, BBVA con una caída del 0,97% hasta los 6,35 euros. Banco Santander, mucho más contenido en su desplome, cede tan sólo un 0,28%.

El otro gran protagonista bancario de la jornada es Banco Populardado que hoy termina el periodo de suscripción de derechos de los 2.500 millones de euros de su ampliación de capital. Los inversores institucionales que tradicionalmente esperan a los últimos días para entrar en este tipo de operaciones han llevado a la entidad presidida por Ángel Ron a un espectacular repunte del 9,06% y cierra en los 0,626 euros, mientras que los derechos cotizan con un repunte del 19% hasta los euros. De no completarse la ampliación en su totalidad, se abrirá un nuevo periodo de compra entre los días 4 y 5 de diciembre.

La banca comparte protagonismo esta jornada con el mercado de deuda donde la prima de riesgo vuelve a caer por debajo de los 400 puntos básicos. Este miércoles pierde más de 12 pb hasta los 395 pb. La italiana, por su parte, se coloca en los 322 puntos básicos con una contención de 6 pb. El bono español a diez años da también un respiro tras un recorte del 3,4% hasta un 5,34% de rentabilidad exigida.

Es, asimismo, un día de pérdidas para los grandes valores del Ibex 35 con un recorte del Telefónica del 0,84%, otro 0,12% si miramos a la petrolera Repsol, mientras que Inditex es el único blue chip que compensa las caídas con una subida del 1,41% hasta los 103,9 euros por acción. 

Tras las abultadas pérdidas de Bankia encontramos a una de sus participadas, Mapfre, con una caída del 3,71%, y a Gamesa que pierde un 2,22%. En verde y siguiendo la huella de otro banco, en este caso, el Popular, se encuentran Ferrovial que gana un 1,79% y BME con una subida del 1,63%.